Julio 26, 2017

En México suman seis periodistas asesinados en 2017

REPORTEROS SIN FRONTERAS:

EL 15 de mayo de 2017 fue asesinado el periodista Javier Valdez Cárdenas en el estado de Sinaloa. A este crimen se suma el ataque armado que sufrió un equipo de reporteros en el estado de Guerrero dos días antes, el sábado 13 de mayo. RSF pide a las autoridades mexicanas que pongan fin a la impunidad en la que permanecen los crímenes cometidos contra la prensa y que refuercen los mecanismos de protección de periodistas.

Este martes 16 de mayo, las portadas de los medios mexicanos expresaron su pesar y condena por la muerte de Valdez.

El periodista y escritor fue asesinado a balazos a plena luz del día el lunes 15 de mayo de 2017 en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa. El aguerrido reportero, de 50 años de edad, era bien conocido en México. Estaba especializado en asuntos del narcotráfico y en 2016 publicó un libro titulado “Narco Periodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia”. Valdez Cárdenas trabajaba para el diario nacional La Jornada, el semanario local Río Doce y colaboraba con la AFP desde hacía más de 10 años.

“RSF denuncia con la mayor firmeza este acto odioso y pide a las autoridades locales y nacionales que identifiquen y detengan lo antes posible a los responsables de este asesinato”, señala Emmanuel Colombié, director de la Oficina de América Latina de Reporteros Sin Fronteras.

“Una vez más, esta oleada de violencia pone en evidencia el estado de emergencia en que se encuentran los periodistas mexicanos, sobre todo los que cubren temas delicados como el narcotráfico y el crimen organizado, que se han convertido en un blanco de estos grupos criminales. El gobierno mexicano debe actuar de manera proporcional a la gravedad de la situación y reforzar cuanto antes los mecanismos de protección de periodistas”, agrega Colombié.

El sábado 13 de mayo, siete reporteros – que trabajaban para La Jornada, Vice News, Hispano Post, Quadratin, Imagen TV y Bajo Palabra– fueron atacados por un centenar de hombres armados cerca de la ciudad de Acapetlahuaya, en el estado de Guerrero. Los periodistas regresaban de la ciudad de San Miguel Totolapán, adonde habían ido para cubrir una operación de la policía local contra una banda criminal de la región, cuando fueron interceptados por los hombres armados, que detuvieron el vehículo, los amenazaron de muerte y les quitaron su material. Poco después los dejaron ir.

Desde comienzos de 2017, seis periodistas han sido asesinados en México. En cuatro de estos casos se ha podido confirmar que el crimen estuvo relacionado directamente con su actividad periodística, lo que hace de México el país más mortífero del mundo para la profesión.
México ocupa la posición 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por Reporteros Sin Fronteras en 2017. En el informe “Veracruz: los periodistas frente al Estado de miedo”, publicado el 2 de febrero de 2017, RSF hace una serie de recomendaciones a las autoridades federales y locales para parar esta espiral de violencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*